MarcosBL

Aprendiz de todo, maestro de nada

Estaban en la iglesia

Yo me senté, me quité los zapatos y hundí los pies en la fría arena. A lo lejos sonaron las campanas de la iglesia. Miré a mi alrededor. La arena, el mar, el horizonte. No había indeseables a la vista. Estaban en la iglesia, perdiéndose todos los milagros

Alfredo de Hoces :: Fuckowski

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.